DÍA DEL PERIODISTA – 7 DE JUNIO

México nos duele

Por Paula Mónaco Felipe | Periodista | Egresada de la Escuela de Ciencias de la Información | Corresponsal de teleSUR en México, colaboradora del periódico La Jornada y otros medios | Integrante de H.I.J.O.S.

Este México que vivimos ahora, en junio de 2012, duele.
Porque al analfabetismo, miseria, corrupción y olvido de miles que ya padecíamos, en sólo seis años se agregaron otras cifras aterradoras: 60 mil muertos, 30 mil desaparecidos y miles de desplazados.
Y los periodistas tenemos aún más razones para preocuparnos, porque en el mismo lapso de tiempo, el que lleva el actual gobierno, fueron asesinados al menos 71 colegas. Sólo entre abril y mayo, cinco compañeros reporteros y fotógrafos fueron hallados muertos.
México es hoy uno de los países más peligrosos para la prensa. No se trata de una cuestión azarosa, quienes hoy son secuestrados, torturados, asesinados, mutilados y destrozados con brutalidad, de formas impensablemente violentas, son los periodistas que deciden echar luz sobre los negocios del narcotráfico y sus vínculos con el poder y los gobiernos.
A ellos los matan. A ellos intentan silenciarlos.
Sus muertes no son casuales ni crímenes pasionales, como intentan presentar funcionarios y peritos de dudosa honestidad. Hoy aquí matan a quienes revelan cómo ha sido posible que el narcotráfico se transforme en lo que es hoy, una maquinaria gigantesca, un bicho de mil cabezas imposible de dominar que se expande a medida que el estado, la economía nacional y la justicia retroceden.
La organización Artículo 19 lo ha documentado: en más del 60 por ciento de los casos de crímenes contra periodistas, los acusados o presuntos responsables son gobernantes, funcionarios, autoridades de baja jerarquía y miembros de las fuerzas de seguridad.
La violencia que hoy socava a México apunta directamente contra los periodistas que cubren fuentes de seguridad y narcotráfico.
Yo no estoy en ese grupo, tengo la suerte de no estarlo porque en los más de ocho años que llevo en este país he trabajado en el periódico La Jornada y en la cadena teleSUR cubriendo otras fuentes (mundo, gastronomía, cultura, deportes). He sido freelance y como muchos escribí desde un limbo donde el reportero no cuenta con garantías ni respaldo. Ahora soy corresponsal de teleSUR y colaboro en el suplemento dominical de La Jornada.
Puedo llegar a mi casa tranquila y no me siento amenazada pero hoy, día del periodista, no puedo dejar de pensar en esas compañeras y compañeros que no murieron, fueron asesinados. Y por lo mismo, exigen, exigimos, justicia.

 

Posted under: Sin categoría

Comments are closed.